Cafetería Tosepan Kajfen

Ubicación
Cuetzalan, Puebla, México
Año
2013 - 2015
Categoría
Comercial
Superficie construida
200 m2
Directores de proyecto
Leonardo Neve, Diego Vilatela, Angel Valerio
Equipo de Diseño
Jesús Amezcua, Otli Campos, Roberto Martínez, Javier Flores, Roberto Tlatelpa
Equipo de proyecto
Mario Rentería, Alan Garrido
Fotografía
Patrick Lopez Jaimes
Estatus
Built

Tosepan Kajfen es una cafetería local propiedad de la comunidad nativa americana (náhuatl) local, en las montañas mexicanas del estado de Puebla. La comunidad está formada por numerosas familias de caficultores que apuntaron a metas específicas para la comunidad y quisieron participar en el proceso de diseño. El proyecto se desarrolló a través de un proceso de producción de hábitat social, de esta manera, todas las voces fueron consideradas para un proyecto que pretendía convertirse en una fuente adicional de ingresos y con restricciones presupuestarias.

Uno de los principales objetivos era tener un espacio de convivencia para la comunidad local que al mismo tiempo pudiera invitar a visitantes externos a comprender la cosmovisión y las costumbres locales del Macehual. Además, querían un espacio que permitiera la oportunidad de vender productos locales de sus plantaciones de bio-buceadores sin necesidad de intermediarios, promoviendo prácticas de comercio justo y una cultura cooperativa.

Con la primera cafetería operativa, ubicada en el centro histórico del pueblo mágico de Cuetzalan, el objetivo fue iniciar un modelo de franquicia escalable que pudiera ser económicamente atractivo para los agricultores, y mediante este modelo preservar el ecosistema local y los recursos naturales de su plantaciones orgánicas sostenibles. En consecuencia, para el diseño de interiores se seleccionaron materiales naturales locales, por lo que hay un predominio del bambú oldhamii en paredes y techos. Este tipo de bambú también emplea extensos artesanos locales, brindando un beneficio social, y al mismo tiempo permite una gran variedad de texturas, que se pueden encontrar en diversas aplicaciones constructivas.

Adicionalmente, otro componente importante del cafetal biodiverso, es la miel local “Melipona”, que se cultiva a través de un proceso milenario en vasijas de barro, por lo que se diseñaron lámparas con estas mismas vasijas, como un recordatorio poético de cómo los Los elementos pueden compartir en vivo a través de la presencia de la luz.

También es importante mencionar que el proyecto busca rescatar el legado histórico de este pueblo, ya que está ubicado en un lugar llamado por los locales “Gran Máquina” donde se solía secar y tostar el café para su venta; La “Gran Máquina” quedó visible como parte central del proyecto, como recordatorio de este proceso antiguo. Adicionalmente, se instaló un patio interior, para reproducir los elementos vegetativos que se encuentran en las plantaciones biodiversas, para que el visitante pueda tener una experiencia educativa y contacto con la naturaleza.

Otra preocupación importante para los agricultores, fue ser respetuosos con el medio ambiente circundante, en consecuencia, se instalaron filtros de agua para la capitación y uso de agua de lluvia. Así como un sistema de aguas residuales naturales, para que los desechos de la tienda no contaminen las fuentes de agua limpia.

Finalmente, el proyecto permite una segunda cara de crecimiento, donde la cultura local se mostrará como un espacio cultural donde se exhibirán la danza, la gastronomía y la artesanía. Confiamos en la iniciativa y confiamos en su éxito y en la promoción de mejores oportunidades y un medio ambiente limpio para la comunidad.