SOBRE EL AUTOR

Yareli Campos Lic. en Comunicación, Líder de Relaciones Públicas y Gestión comercial

“El ser incluyentes con la comunidad nos da ventajas positivas y nos empodera para utilizarlas a nuestro favor a la hora de diseñar”

El diseño participativo es una forma de involucrar a la comunidad en el proceso de diseño de un producto o proyecto, asegurándose de que las necesidades y deseos de los usuarios se tomen en cuenta desde el principio. En este artículo, exploraremos los beneficios, ejemplos exitosos y desafíos del diseño participativo, su impacto en el mercado y el futuro de este enfoque en proyectos impulsados por la comunidad. 

Introducción al diseño participativo

El diseño participativo es una forma de involucrar a la comunidad en el proceso de diseño de un producto o proyecto, asegurándose de que las necesidades y deseos de los usuarios se tomen en cuenta desde el principio. En este artículo, exploraremos los beneficios, ejemplos exitosos y desafíos del diseño participativo, su impacto en el mercado y el futuro de este enfoque en proyectos impulsados por la comunidad. 

BENEFICIOS
Tiene una serie de beneficios para los usuarios, los diseñadores y la comunidad en general.
 

  • Para los usuarios, significa que sus necesidades y deseos son tomados en cuenta desde el principio, lo que resulta en productos y servicios que son más útiles y accesibles. 

     

  • Para los diseñadores, trabajar con la comunidad puede ayudar a generar ideas nuevas y creativas, y puede resultar en proyectos más exitosos a largo plazo.

     

  • Para la comunidad en general, el diseño participativo puede ser una forma de construir confianza y relaciones más fuertes entre los usuarios y los diseñadores. Al involucrar a la comunidad en el proceso de diseño, se les da una voz y una oportunidad para influir en el resultado final.  

Ilustración realizada por Arq. Arath Santos

Ejemplos de proyectos exitosos de diseño participativo

Hay muchos ejemplos exitosos de proyectos de diseño participativo en todo el mundo. Uno de los más conocidos es el proyecto de diseño participativo de la Biblioteca de Seattle, diseñada por Rem Koolhaas y Joshua Prince-Ramus de la holandesa Oficina de Arquitectura Metropolitana (OMA), en conjunto con la firma de Seattle LMN Architects en el que la comunidad fue invitada a participar en el diseño de la biblioteca. El resultado final es un edificio magnífico y funcional que se ha convertido en un emblema en la ciudad. 

Biblioteca de Seattle, fotografía por Philipe Ruault, 2004

Trabajo en equipo en el proceso de diseño

Otro ejemplo es el proyecto de diseño participativo de los espacios públicos en Medellín, Colombia. La ciudad trabajó con la comunidad para transformar espacios públicos en áreas verdes, parques y lugares de reunión. El resultado ha sido una ciudad más vibrante y conectada, con una mejor calidad de vida para los residentes. 

Dentro del último año se comenzaron obras de readecuación en uno de los parques más emblemáticos y atractivos de la vida nocturna en Medellín, El Parque Lleras se propuso realizar como un espacio que transitable, seguro y agradable no solo por las noches, sino durante el día para convertirse en un lugar en donde se permita hacer ferias abrir paso a la cultura, gastronomía y al arte. Un área pensada para la comunidad y construido por la comunidad. Claro ejemplo de que se puede crear un parque aprovechable el mayor del tiempo posible.  

Parque Lleras, Foto: Alcaldía de Medellín

Foto tomada del artículo: ”100 parques para vos por Diego Zuluaga

La importancia de la participación de la comunidad en el diseño

La participación de la comunidad es esencial para el éxito del diseño participativo. Sin la participación, el resultado final puede no satisfacer las necesidades y deseos de los usuarios. Además, puede ayudar a generar ideas nuevas y creativas, y ayudar a construir relaciones más fuertes entre los diseñadores y los usuarios. 

Para asegurar la participación de la comunidad, es importante involucrar a una amplia variedad de miembros, incluyendo grupos marginados. También es importante proporcionar oportunidades para la retroalimentación y la discusión abierta. 


Para entender las necesidades de la comunidad, es importante llevar a cabo una investigación cuidadosa y detallada. Esto puede incluir encuestas, entrevistas y grupos. Una vez que se ha recopilado información sobre las necesidades es importante utilizar esa información para guiar el proceso de diseño. Esto significa que los diseñadores deben estar dispuestos a adaptar sus ideas y conceptos para satisfacer las necesidades solicitadas. 

 

El diseño participativo puede tener un impacto significativo en el mercado, ya que los productos y servicios creados a través de este enfoque son más útiles y accesibles para los usuarios. Además, las empresas que utilizan el diseño participativo pueden construir relaciones más fuertes y duraderas con la comunidad, lo que puede resultar en una mayor fidelidad y satisfacción del cliente. 

 

En última instancia, el diseño participativo puede ser una forma efectiva de diferenciarse en un mercado cada vez más saturado y competitivo.

Pasos para aplicar el diseño participativo

Para aplicar el diseño participativo, es importante seguir algunos pasos clave.  

  1. En primer lugar, es necesario identificar el problema o necesidad que se está tratando de resolver. 

  2. Se deben recopilar datos sobre las necesidades y deseos de la comunidad. A partir de ahí, se pueden generar ideas y conceptos, y se debe trabajar con la comunidad para refinar y mejorar esos conceptos. 

  3. Finalmente, se deben de llevar a cabo pruebas con la comunidad para asegurarse de que el producto o servicio final satisfaga las necesidades y deseos de los usuarios. 

Desafíos y limitaciones

El diseño participativo puede presentar una serie de desafíos y limitaciones. En primer lugar, puede ser difícil encontrar una amplia variedad de miembros de la comunidad dispuestos a participar en el proceso de diseño. Además, el proceso puede ser largo y costoso, y puede ser difícil asegurar la calidad y la coherencia en el resultado final. 

También puede ser difícil equilibrar las necesidades y deseos de la comunidad con las limitaciones de tiempo y presupuesto. Sin embargo, a pesar de estos desafíos, el diseño participativo sigue siendo una herramienta valiosa para crear productos y servicios inclusivos y accesibles. 

Conclusión

En conclusión, el diseño participativo es una herramienta valiosa para crear productos y servicios inclusivos y accesibles. En Cafeína Design creemos que es necesario involucrar a la comunidad en el proceso de diseño, para la generación de ideas nuevas y creativas para construir relaciones más fuertes entre los diseñadores, clientes y los usuarios. 


A medida que avanzamos hacia el futuro, es probable que veamos un aumento en el uso del diseño participativo en proyectos impulsados por la comunidad. Al trabajar juntos para crear soluciones creativas y efectivas, podemos construir comunidades más fuertes y conectadas.
 


Referencias:
El diseño participativo en los orígenes del co-diseño, Raquel Pelta Lesano, Universidad de Barcelona, Cuadernos de Vivienda y Urbanismo, vol. 5, Pontificia Universidad Javeriana Bogotá, Colombia ,"Biblioteca Central de Seattle / OMA + LMN" [Seattle Central Library / OMA + LMN] 14 jul 2014. ArchDaily México. 

¿Quieres conocer más de este tema?
Contáctanos

    This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.