ventana con buena iluminación

Arquitectura e iluminación son conceptos que siempre van unidos. En las primeras etapas de todo proyecto inmobiliario, la evaluación de la luz es esencial para jugar con las texturas, el color, destacar espacios, e incluso despertar sensaciones en las personas que habitan el lugar.  

¿Alguna vez te has detenido a analizar la influencia de la luz en tu vida diaria? Los hogares que cuentan con iluminación natural son más cálidos, acogedores, tienen la posibilidad de crear jardines y, mejor aún, tienen alternativas para ahorrar energía. Por ello, ambos conceptos se encuentran tan unidos, y a continuación te contaremos las ventajas de contemplar la iluminación arquitectónica como eje central de un proyecto inmobiliario.

Eficiencia energética 

La iluminación natural es la forma más fácil de ahorrar en la tarifa de electricidad ya que permite encender los focos por menos tiempo en las noches, así como abrir puertas y ventanas para permitir el paso del aire en los días cálidos para que entre la luz y el aire, sin tener que encender el sistema de aire acondicionado. 

Pero no solo la iluminación natural es importante, la artificial es indispensable para nuestra vida cotidiana. Desde hace ya un par de décadas, los focos LED son la alternativa más utilizada porque generan un bajo consumo de energía, no generan calor ni campos magnéticos, tienen mayor vida útil y se encuentran en diferentes tamaños y colores, que encajan a la perfección con el resto de la decoración, al mismo tiempo que ayudan a mantener en niveles bajos los medidores. 

Juego de colores 

La iluminación en arquitectura no solo es importante para complementar la decoración, sino para incrementar la funcionalidad o cumplir con objetivos de los espacios. Por ejemplo, los colores cálidos se recomiendan para la sala de estar, las habitaciones, recepciones de oficinas, y lugares donde abundan los colores rojo, ámbar, sepia y amarillo.  

La luz fría, por su parte, es ideal para iluminar estancias que tienen tonalidades azules, grises o verdes, es decir, oficinas, comedores, cocinas, salas de lectura, sanitarios, entre otras donde se requiere mayor luminosidad. 

Automatización y tecnología 

La iluminación no se escapa del avance tecnológico que impera en nuestra vida, incluyendo sectores profesionales como la arquitectura. Los sistemas de control y automatización se integran a redes inteligentes para automatizar el encendido, controlar la intensidad de la luz, proporcionar la cantidad correcta de luz y maximizar el ahorro de energía. 

Lámparas y luminarias 

Si bien la elección de lámparas es materia de diseño interior, es importante contemplar la idea de colocarlas en zonas estratégicas para dar confort y funcionalidad. Por ejemplo, las lámparas en la sala de estar ayudan a tener una atmósfera de mayor relajación, mientras que en las oficinas permiten direccionar la luz hacia el lugar donde se necesitan. 

Por su parte, las luminarias en los exteriores como jardines, terrazas, balcones o cocheras, además de cumplir con una característica funcional, crean la atmósfera ideal para disfrutar de los espacios, dar confort y despertar sensaciones de tranquilidad. Además, al integrarse con sistemas de seguridad, estas luminarias pueden encenderse mediante sensores o sistemas de automatización para llevar luz en el momento que se necesite y ahorrar al no tenerlas prendidas de forma innecesaria. 

Como habrás comprobado, la iluminación es fundamental en la arquitectura, sin importar si se trata de proyectos residenciales o comerciales, siempre ejercerá un efecto en el ambiente, la estética y las emociones. En Cafeína Design somos un despacho de arquitectos con larga trayectoria y experiencia en proyectos residenciales, arquitectura sostenible, diseño de oficinas, desarrolladores inmobiliarios y más. 

Te invitamos a conocer nuestro portafolio y contactarnos a través de nuestro formulario para más información, con gusto te atenderemos.